viernes, 24 de octubre de 2008

El viento a favor (huracán)




Desde hoy
No temas nada
No hace falta ya
Todo se fue con el huracán

 

Apatía, a veces se apodera de uno, y es lo que me ha pasado de unas semanas para acá, después de un fracaso amoroso hay quien se abandona de la vida y se deprime, esta vez mi depresión ha tomado otro derrotero, el de la apatía total.

 Después del huracán Carmín que es como llamaré a mi ex-obsesión, las cosas no pintaban bien desde el principio , eso de “te voy a presentar una amiga que anda buscando galán” no podía llevar a nada bueno, de entrada porque no soy un galán, soy un kínder sorpresa, lo mío no es la chulería o ser el guaperas , así que al hablarle de mi amiga solo acertó a decir “es muy agradable”, lo cual es el equivalente a decir que soy feo, pero suerte para mi , no lo soy , es decir el no ser guapo tampoco implica el ser feo, pero bueno es cuestión de apreciaciones, sabiendo lo neandertales que son algunas mujeres.

 Y hablando de lo neandertales que son las mujeres pues con Carmín eso aplica solo en parte, a ella le gustan los tipos altos, que se vean como europeo de clase media es decir altos, blancos, con calvicie prematura asi que no se que diablos hacia conmigo, pero bueno "si el cielo te da cerveza ps a tomar micheladas".

 Las primeras tres citas transcurrieron como lo dictan los cánones, risas, elogios, semi-confesiones (cosas no muy blancas que te permiten creer que estas entrando en la parte intima de algo, pero no tan obscuras que la posible pareja salga corriendo),la cosa iba a al perfección y con la complicidad de una amiga que estuvo siempre presente para propiciar las cosas pues empezaron los besos, la cuestión aquí es que yo soy el “rebound boy” es decir el de rebote, Carmín cayó en mis brazos porque alguien mas la boto, así que por venganza o despecho o calentura ella me hizo caso, a alguien que en circunstancias normales sus prejuicios , preferencias, gustos  e inclinaciones no le habrían permitido.

Sabido esto, accedí (con ese trasero como chingados no iba a acceder , lo cortés no quita lo caliente recuerdenlo), pues bien paso la primera quincena de la relación, y todo se veía gris, los besos eran solo tramites al igual que la copa y la salida al cine para hacer lo que verdaderamente queríamos , terminar en la cama.

En la cama todo fue estándar, ni bueno ni malo.

Harto de la situación decidí mandar a Carmín al diablo…

 Todos los diablos del  infierno se levantaron, las zorras se volvieron santas, perros y gatos viviendo juntos, el recreativo de Huelva ganando el campeonato, el fin del mundo. Carmín se montó una encabronada digna de un huracán, después de gritarme 1000 veces lo afortunado que era por andar con ella (esta buenota pero no es para tanto), de decirme que soy un pendejo y casi aventarme la pinche velita de la mesa del café se alejó, yo la contemplé absorto en ese trasero, enorme , bamboleante, turgente y pensé que si que probablemente era medio pendejo, pero siempre he creído que el sexo esta sobrevalorado y en este caso el andar con esta chica de cuerpo agradable pues no era suficiente para mi.

 Vamos que esto es tan sencillo como cuando deseas una bebida por ejemplo kalhua, y de repente la obtienes, pero no te la estas tomando en la terraza, o en tu sala, sin zapatos, recargado y viendo el sol, sino que estas en un restaurante de esos corrientes a los que van los licenciados en derecho, con música de Juan Gabriel y tienes a los jefes de la empresa  sentados en tu mesa, es decir, ya tienes tu bebida pero no es el contexto en el que lo querias

 Traspolando esto a mi aventura, tenia a la chica, bonita, buen cuerpo, inteligente, pero en una situación donde yo no fui la primera opción, vamos ni siquiera la tercera, neurótica, rechazada y creyendo encima de todo que me hacía un favor.

Al día siguiente después de pasar por mi nintendo Wii que me había llevado a su casa para una fantasía que no pude cumplir, hablamos un poco, solo un poco ya que ella es de las mujeres que creen que no necesitan disculparse y acabé mandándola al diablo diciéndole que solo era una licenciadilla pendeja que no podía conseguir trabajo en lo que había estudiado y por eso acabo en las oficinas de Telcel, estuve a punto de ser ahorcado , casi veía yo el encabezado del alarma “joven estudiante profesionista no guapo ni feo , muere estrangulado con un control de WII”.

Y al tercer día… la magia, mas chingona que la de Criss Angel, ese pendejo solo desaparece camionetitas o atraviesa la muralla china, mi maltrato no premeditado surtió un efecto inesperado, Carmín me llamó, conteste haciéndome a la idea de escuchar mentadas de madre o burlas por mi desempeño en la cama o cosas así, pero solo recibí una invitación a vernos, a la que accedí después de unos cuantos ruegos tampoco soy tan decidido.

Nos vimos con Carmín y todo estaba como si no hubiera pasado nada, ella tuvo su dosis de emoción le cayó bien y le demostré que era yo mas ojete que su  ex novio y eso bastó para echarla a mis brazos … un mes más.

 La siguiente tempestad involucró una escenita callejera, por el saludo de la amiga de una amiga de una amiga, que yo apenas conocía y pues ahora si fue ADIOS.

 De ahí a la fecha, el huracán Carmín se llevo muchas cosas, mis miedos al abandono, al ridículo callejero, al desempeño sexual; Su paso por mi me ha dejado en un paramo, no queda nada, nada de preocupaciones, ahora me vale casi todo, creo que nunca había tenido una novia tan desequilibrada, ni siquiera Nora, y me siento bien, después de estas escenitas, ya no temo a nada, Carmín es la nueva medida de humillación pública, acoso telefónico y paranoia.

Bueno quizás algo si me da miedo y eso sería acostumbrarme al huracán.

  

3 comentarios:

LinK dijo...

Caon
por acciones como la tuya luego acusan a los videojuegos como culpables de homicidios

Menos mal que no le paso nada a tu Wii.

De ahi para aca no hubiera pasado nada

Esa melena tuya es como un sistema de defensa contra agresores mal intensionados

Tal como si fueras una cobra


Saludos mi buen

Alhelí dijo...

ja!

Wii inocente (y puercón?)

Esa imagen ahí arriba del texto, totally spooky!

Muy bien, mejor de lejos, que carmín tan berrinchuda, no?? (no tengo idea de que es eso). Y quién es esa Nora?

Mireya dijo...

Al principio pensé que le había ido mal, pero si la tal Carmín logró exorcisar algunos miedos, pues bien valio la pena soportarla.

Ahora mucho ojo y no se complique la existencia. Las viejas así somos...exigentes, pero cuando nos quitan algo, ¡Ay nanita!